viernes , 14 diciembre 2018
¡Última hora!

BMW X3, el "todoterreno" mediano de BMW

Corrían los últimos años del 2000 cuando la marca BMW se decidió a renovar sus series de todoterreno, sacando al mercado la última actualización del su modelo estrella: el BMW X3, que muestra algún que otro cambio sin demasiada significancia con respecto a la versión anterior que ya estaba en el mercado, pero que igualmente consideramos muy interesante analizar.

Los principales cambios realizados son tanto a nivel interior como exterior, ya que aparecen cosas como materiales de mayor calidad en el espacio habitable del coche, lo que ofrece a la vista unos acabados mucho más modernos, y además mucho más prácticos, ya que aumentan notablemente esos pequeños huecos que tanto se aprovechan a la hora de guardar cosas o apoyar objetos. Por otra parte, y en cuanto a la carrocería, aparece una nueva oferta en cuanto a tonos para el coche, destacando la denominada Space Grey, que junto a unas llantas con un diseño completamente renovado, marcan la principal diferencia de aspecto con respecto a modelos anteriores del BMW X3.

Pero para poder renovar por completo el modelo, en BMW consideraron oportuno cambiar la denominación también, por lo que de esa forma se añade el distintivo xDrive al nuevo X3, para así indicar al usuario que el coche incluye un sistema de tracción total, lo que lo desmarca de otros modelos como pueden ser el BMW Serie 1 que, a pesar de no ser todoterreno, sí utilizaba la tracción trasera. De esta forma, el BMW X3 que utiliza un motor de 2,0 l con 177 CV se llama BMW X3 xDrive 2.0d. Dentro de esa nueva serie, el usuario podría elegir entre varias modalidades de equipamiento, entre las que están Lifestyle y Exclusive que, como sus propios nombres indican, marcan bastante la diferencia con respecto al equipamiento de serie, y le aportan un toque de exclusividad adicional al coche.



Sin lugar a dudas, uno de los principales problemas que hay que afrontar a la hora de decidir si hacerse con este coche o no es el precio, ya que oscilan entre 41.000€ en la versión más económica del modelo que salió en 2008, hasta 59.000€ en la versión más cara que salió en 2008, por lo que es una cantidad considerable a desembolsar. Para ello, como es obvio, haría falta que el coche incluyese alguna que otra prestación que lo hiciera diferente, y seguramente de ahí es de donde surgen varias ideas interesantes aplicadas en el coche, como el tener un motor Diesel de 177 CV, cuya potencia y tamaño no hace que el coche consuma demasiado en carretera, siendo de hecho uno de los modelos todoterreno que, con similares condiciones, menos gasta.

Aparte de eso, y quizá como uno de los aspectos más negativos, se puede decir que el hecho de que haya la opción de incluir una suspensión deportiva en el modelo es un error, básicamente porque aunque su dureza mejora la resistencia de la estructura del coche ante las irregularidades, provoca una gran incomodidad para los ocupantes. En lo que no hay queja, sin lugar a dudas, es en cuanto a espacios, ya que se trata de un vehículo muy interesante en lo que a capacidades se refiere, con un maletero de lo más espacioso, y unos interiores en los que, si bien se echan de menos las funcionalidades, los materiales que recubren son espectaculares, y no dudo que harán las delicias de cualquier conductor que busque el sello de calidad de BMW.

En cuanto a precios, la verdad es que no hay demasiadas sorpresas. Si ya el BMW X1 ascendía a una cantidad importante, el BMW X3 no se queda atrás, estando situado en la franja que va de los 40.300€ a los 57.800€, aunque también cabe destacar que muy pocos modelos del mercado con esos precios disponen de la posibilidad de un motor tan potente como el que este puede integrar, que sería de 272 CV en la versión de gasolina, y 286 CV en la Diesel.

Aparte del conocido sistema xDrive, el coche incorpora en toda la gama un control de estabilidad, cuyas funciones van desde el secado de discos hasta el control de velocidad en descensos (conocido como HDC). El equipamiento, además, incorpora airbags frontales y laterales, por no hablar de los de cortina en las cuatro plazas exteriores, reposacabezas activos, climatizador, ordenador de viaje, faros antiniebla, radio con lector de CD, llantas de aleación y, por supuesto, una rueda de repuesto, lo que hacen del BMW X3 un coche completo, competente, seguro y, sobre todo, capacitado para recorrer todo tipo de terrenos sin demasiadas complicaciones.

Acerca de Alberto Cuadrado

Alberto Cuadrado
También me encargo de la web QuiénCorreHoy.com Si hace ruido, se enchufa, tiene usb o motor, #MeGusta.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*