martes , 18 diciembre 2018
¡Última hora!

Lamborghini Aventador, el nuevo toro rabioso

El Salón del Automóvil de Ginebra está considerado uno de los más importantes, muchas marcas suelen mostrar sus novedades en dicho evento y siempre nos muestra algún nuevo modelo que da que hablar, este año no ha sido diferente. El evento que se está celebrando des del día 3 de marzo y que acaba el 13 de marzo ha sido el escenario elegido por Lamborghini (o más bien dicho Audi, propietaria de la marca del toro) para mostrarnos su nuevo V12, el Lamborghini Aventador, el nombre de este modelo proviene de un Toro que se lidió en Zaragoza en 1993 y que ganó el “Trofeo de la Peña La Madroñera” por su casta.

El nuevo modelo es el predecesor de la saga que empieza con el mítico Diablo, el cuál fue sustituido por el Murciélago y a su vez éste último acaba de ser sustituido por el Aventador. Es un coche que tiene un lado salvaje el cual no puedes encontrar en otras marcas de superdeportivos, con unas líneas muy agresivas y afiladas que a su vez están pensadas al milímetro para obtener una aerodinámica inmejorable.
El exterior es muy parecido al concept Reventon, el cual ya causó un gran revuelo cuando apareció por su diseño, el Aventador es una evolución del Reventon junto con rasgos del mítico Countach, dejándonos otro diseño de coche 100% Lamborghini, en donde podemos ver la mano de Audi es en los instrumentos del interior y en la tecnología, pero no ha perdido un ápice de la esencia que la marca del toro lleva mostrando desde que empezó, como muestra, las puertas de apertura vertical, que son marca de la casa de del Countach.

El Aventador LP700-4 (éste es su nombre completo) como ya indica, rinde una potencia de 700 caballos los cuales transmite al asfalto con una tracción a las 4 ruedas; pero no solo la potencia se ha visto aumentada, ya que como todos los buenos aficionados al motor sabemos, los caballos del motor no lo son todo, me viene a la cabeza una frase que leí hace tiempo, “divide el peso y vencerás”, y eso se lo han tomado al pie de la letra en Lamborghini, el chasis es un monocasco de carbono, subchasis delantero y trasero y paneles de la carrocería de aluminio y el capó de fibra de carbono. Con esto no solo se consigue una carrocería muy ligera (el monocasco solo pesa 147,5 kilos, 229,5 con los subchasis) sino que además tiene una rigidez de 35.000 Nm por grado con un peso relativamente contenido de 1.575 kilos que da una relación peso/potencia de 2,25 Kg/CV en un coche que mide 4.78 metros de largo, 2.26 metros de ancho y solo 1.136 metros de alto. Con este conjunto tenemos un coche que hace en 2,9 segundos en el 0-100 km/h y 350 km/h de velocidad máxima reduciendo los consumos y emisiones en un 20% respecto a su predecesor Murciélago; para que nos hagamos una idea un Ferrari FF, que es un poco menos potente (660 CV) y mucho más pesado, acelera en la misma medición en 3,7 segundos.

Monta la enésima evolución del mítico V12 atmosférico, en este caso con 6,5 litros de cilindrada, 700 CV (a 8.250 rpm) y 690 Nm; junto con una caja de cambios muy especial con embrague robotizado “ISF”, con esta solución -con sincronizadores dobles- se consiguen cambios más rápidos y además pesa menos que una de doble embrague. Eso que consigue gracias a que los engranajes y su dispositivo de sincronización están concebidos de tal manera que el sistema de selección es independiente para cada marcha, de esta forma no hay que desengranar la 1ª y más tarde engranar la 2ª, sino que estos procesos se solapan para hacer que el proceso de cambio sea más rápido; para conseguirlo necesita un sistema hidráulico de alta presión (que acciona los mecanismos del embrague y la selección de las marchas con mucha rapidez) y que reconoce en todo momento la posición de los mecanismos con gran precisión. Este cambio dispone de cinco modos de funcionamiento, dos manuales y tres automáticos y “launch control” para arrancadas de las que te pegan al asiento.
Además monta las suspensiones pushrod heredadas de los monoplazas de competición, con esta configuración, los amortiguadores van colocados en posición horizontal y perpendicular al sentido de la marcha, actuando sobre los brazos de suspensión a través de
empujadores.

Tecnológicamente se nota la mano de Audi, cuenta con las ayudas electrónicas del ABS, distribución de frenado electrónica, control de tracción, ESP, asistente en subida y dirección asistida que se endurece o suaviza según la velocidad. Además el alerón trasero y las entradas de aire laterales están controlados electrónicamente para conseguir la mejor aerodinámca en todo momento y por supuesto lleva tres modos de conducción (carretera, sport, circuito) los cuales modifican muchos parámetros del coche (modifica motor, transmisión, diferencial, control de estabilidad y dirección).

Se lanzará a finales de verano y costará 255,000 € sin contar los impuestos, aunque las 600-700 unidades que están previstas que se fabriquen ya están todas vendidas. Los compradores podrán dejarlo a su gusto con una gran variedad de modificaciones gracias al programa de personalización AD Personam; prueba de ellos son los 13 colores exteriores (incluido colores mates) o la tapicería de los asientos que puede ser en un solo color o bicolor y dentro de cada con diferentes opciones de colores

Acerca de Alberto Cuadrado

Alberto Cuadrado
También me encargo de la web QuiénCorreHoy.com Si hace ruido, se enchufa, tiene usb o motor, #MeGusta.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*