Sábado , 2 agosto 2014
¡Última hora!

Pontiac Tempest

En esta ocasión y debido a nuestra especial relación con los muscle-car hemos decidido ir un poco más allá en este tema para así conocer sus raíces. Raíces que aunque parezca mentira se sitúan nada menos que en el Pontiac Tempest, modelo que le sirvió como base al gran gurú de los automóviles John Delorean para construir el primer muscle-car de la historia, nada menos que el Pontiac GTO.

Para esto debemos conocer la historia de este gran modelo, que como ya hemos comentado se trata de nada menos que la base utilizada para los posteriores muscle-car, tenemos que remontarnos al año de su creación, nada menos que 1961 para descubrir los entresijos de este modelo.

En un primer comienzo, esta serie, que la verdad, estéticamente luego se mejoró bastante en posteriores restyling, recibió su motor en la parte delantera, nada menos que un 3.2 litros en dos versiones que se pueden diferenciar por su compresión. Para la primera versión la compresión elegida era una 8’6 a 1, una compresión muy baja que se puso a la venta para llegar a un sector más ahorrativo y otra más potente con una compresión 10’25 a 1 para un sector más exigente.



Pontiac Tempest | Muscle Cars

Con estas distintas opciones para el motor, según nos decantásemos por una u otra podíamos conseguir una potencia real que podía ir desde los 110 a los 140 caballos con un par máximo de nada menos que 292 Nm, una potencia real que estaba muy bien para la época que estamos tratando.

Si nos fijamos en otros elementos, tras conocer la situación delantera del motor en este modelo y ver que la transmisión y el diferencial estaban situados en la parte trasera del modelo, Pontiac consiguió nada menos que una distribución ideal del peso 50/50 entre el eje delantero y el trasero. Con esto se consiguió, además, poder eliminar la “joroba” delantera que lucían los coches de la época, imprescindible para poder incorporar la transmisión en la parte delantera.

Al introducir este gran modelo en el mercado, e ir pasando el tiempo, los directivos de Pontiac se decidieron a dar una vuelta de tuerca a este modelo y, a final del año 1961 se decidieron a ofrecer como opción un motor V8 de 3.5 litros de cubicaje capaz de rendir una potencia situada entre 155 a 215 caballos. Aunque de esta opción tan sólo se recibieron 3.662 pedidos a fábrica, lo que se traduce a tan sólo un 1% de la producción total.

Para este época, finales de 1961, este modelo estaba disponible en varias versiones que básicamente eran, un sedán de cuatro puertas y un modelo camioneta. Pero justamente a finales de 1961 se ofreció la posibilidad de adquirir una versión coupé de este modelo, modelo que se caracterizaba por tener a su vez dos versiones, una normal y una denominada como LeMans más potente.



Pontiac Tempest | Muscle Cars

Con esto entramos en el año 1962, año en el que este gran coche no sufrió muchos cambios y que básicamente estaba disponible en cuatro versiones, sedán, station wagon, coupé y convertible y para los clientes que querían en sus modelos un toque de mayor lujo o más prestaciones podían pagar más e incorporar el paquete LeMans a sus coupés o convertibles, paquete que en 1963 se convertirá directamente en una nueva serie.

En el año posterior, 1963, Pontiac se decidió a sustituir el motor del Tempest por un nuevo V8 del mismo cubicaje pero que estaba dirigido a proporcionar un par mayor a este modelo. A este cambio hay que acompañar otros, como la nueva transmisión automática que pasó a ser de 4 velocidades. Gracias a estos significativos cambios la potencia de este modelo sufrió un nuevo incremento hasta los 260 caballos con 477 Nm de par máximo. Con esto el reparto de peso quedó en un 54/46. En este año, ya se consiguió una sanción de manos de GM en la que se prohibió ofrecer este coche con motores más grandes debido a que ya rozaban la capacidad que por este entonces tenía el Corvette.

En este año, llegó la famosa serie limitada a 14 unidades en todo el mundo conocida como Super Duty y que fue construida en la planta que tenía Pontiac en Michigan. Uno de estos modelos pasó por las manos de Wild Bill Shrewsberry quién en pruebas de la NHRA, National Hot Rod Association, consiguiendo en promedio de todas sus participaciones de estas pruebas bajar de los 12 segundos.

Como dato, decir que una de estas unidades fue subastada el 31 de Octubre de 2008 en eBay comenzando la puja en 500 dólares, ya que al parecer, el vendedor no conocía el valor real de su modelo. Deciros que el mercado puso las cosas en su sitio y la puja terminó en nada menos que 226.521 dólares.

En la época de 1964 al 1967 el modelo fue rediseñado para conseguir un modelo mucho más compacto de tamaño intermedio. Este nuevo modelo, como era de preveer, comenzó a venderse en modelo sedán a la que posteriormente se le unió la versión coupé y LeMans.



Pontiac Tempest | Muscle Cars



En este año, las versiones estándar de este modelo se ofrecían con motores de seis cilindros capaces de generar una potencia de “tan sólo” 140 caballos que para los seguidores de este modelo era algo “aburrido” después de experiencias anteriores. En respuesta a esto Pontiac ofreció como motor opcional dos versiones de su V8. La primera era una mejora de su V8 que montaba la anterior generación con la que se consiguió una potencia de 250 caballos mientras que para la segunda opción se mejoró bastante la cosa para conseguir una potencia de nada menos que 326 caballos gracias a nuevos elementos como el uso de cuatro carburadores, una nueva transmisión de cuatro velocidades Hurst. Este modelo fue el que tomó como base John Delorean para la creación de su Pontiac GTO que se fabricó en la década de los 70.

Para finalizar la producción de este modelo, se puso a la venta en 1968 una versión estilizada en la que ya se pudo ver ciertos elementos que compartirían posteriores modelos de la saga. Entre estos destacar el frontal o la línea general del coche.

Para las potencias del motor, se siguieron vendiendo con motores de seis cilindros cuya potencia se movía entre 230 y 250 caballos mientras que las más potentes y deportivas se ofrecían con motores V8 de 250 caballos y 320 para la versión que montaba cuatro carburadores, estos dos últimos modelos, ofertados en las versiones LeMans.

Con esta última versión llegamos al fin del gran Pontiac Tempest aunque sólo para su producción como modelo de Pontiac ya que con este nombre se pudo comercializar una versión del Chevrolet Córcega en Canadá. Esta versión se corresponde con la comercializada a partir de 1987 y que se suspendió en 1991. Este modelo fue comercializado en dos niveles de acabados, niveles que se diferenciaban en diferentes parrillas, emblemas y luces traseras.

Acerca de Alberto Cuadrado

Alberto Cuadrado
También me encargo de la web QuiénCorreHoy.com Si hace ruido, se enchufa, tiene usb o motor, #MeGusta.

Un comentario

  1. precioso coche:)
    parece mentira que fuera un pontiac el que originara los muscle cars

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>